Los uruguayos liderados por Roberto Musso, pusieron al Vive Latino a cantar todas y cada una de las canciones en su set. Sorprendente la fidelidad del público mexicano para con la banda y viceversa: nos quieren, y nos quieren bien.

Emoción y muchas risas mientras la gente coreaba Yendo a Casa de Damián o Lo Malo de Ser Bueno.